La creación de Marbella

Louise Swan, Marzo 2016 | Noticias locales e información

La creación de la imagen de Marbella como destino distinguido con un estilo de vida bohemio envidiable se remonta a la inauguración del hotel Marbella Club por parte de un aristócrata español: el Príncipe Alfonso von Hohenlohe-Langenburg.

Su padre se había enamorado antes de la finca Santa Margarita justo a las afueras del pueblecito que era Marbella al parar para hacer un picnic mientras esperaba que le reparasen el coche (un Rolls-Royce lujoso pero muy temperamental que funcionaba con carbón vegetal). Al año siguiente el aristócrata envió al joven Príncipe Alfonso para que comprara la vieja alquería y 180.000m2 de tierra como lugar de descanso para la familia. Las idílicas vacaciones que pasó aquí con su familia y amigos –incluida la crema y nata de la nobleza europea- se hicieron algo tan popular que el Príncipe Alfonso decidió abrir un hotel donde sus invitados pudiesen disfrutar del paradisíaco entorno del Mediterráneo con elegancia y clase.

Marbella Paseo marítimo

Este lugar de descanso ganó popularidad y su encanto rústico ubicado entre pinares, olivos y viñedos a pocos metros de una playa de arena lo convirtieron en un lugar reservado donde disfrutar del maravilloso clima local. Con una clientela compuesta por la gente guapa, glamurosa e influyente del momento, la reputación del Marbella Club, como se le llegó a conocer, no tardó en extenderse por todas partes adquiriendo un toque místico de glamur sobre el que se creó esa imagen de la jet set marbellí.

Una reputación internacional

En el centro de todo esto se encontraba una lista de clientes que contaba con estrellas internacionales como James Stewart, Merle Oberon, Ava Gardner, Kim Novak, Audrey Hepburn y Brigitte Bardot codeándose con la aristocracia europea, entre los que figuraban los Bismarck, Metternich, Fürstenberg y Borbón. A esta mezcla se unieron los Rothschild, Oppenheimer, la familia Agnelli, Aristóteles Onassis y Stavros Niarchos.

Eran días de emoción para Marbella, y en unos pocos años, pasó de ser un pequeño pueblo de pescadores de unos 1.000 habitantes al centro de la jet set que rivalizaba con la misma Costa Azul, puesto que cada vez eran más las personas que decidían adquirir un trozo de paraíso junto al nuevo y famoso hotel Marbella Club. Así nació la Milla de Oro: oficialmente el Bulevar Príncipe Alfonso de Hohenlohe—y para Callum Swan, un orgullo contar con su oficina justo al lado del emblemático hotel y en el centro de una de las ubicaciones más solicitadas de Marbella.

La inauguración de un elegante puerto deportivo llamado Puerto Banús dio paso a una nueva década durante la cual la fama de Marbella se consolidaría aún más, con lo que también tuvo que ver el que los jugadores de golf y veraneantes se unieran a esta élite internacional para divertirse con elegancia bajo el sol. Ahora podían visitar Marbella en barco, comenzando una historia de amor junto a un puerto que perdura hasta la actualidad, cuando las nuevas generaciones de famosos y estrellas internacionales del deporte acuden en masa a los clubes de playa de moda, refinados y buenos restaurantes, tiendas de primera categoría y lugares de moda para la vida nocturna.

Hoy Marbella se ha convertido en un destino de costa elegante rodeado del verdor exuberante de las zonas residenciales que bordean los frondosos campos de golf. El entorno, flanqueado por unas vistas impresionantes al mar y a las montañas, bañado por el sol mediterráneo, guarda ese atractivo único: y por encima de todo, Marbella Golden Mile, el lugar donde todo empezó hace unos sesenta años.

Puede contactarme directamente en callum@callumswan.com o dejar sus datos aquí, estaré encantado de asistirle.

Un saludo

Callum

Callum Swan, Marbella luxury estate agent
+34 952 81 06 08