Los preciosos pueblos blancos de Cádiz

Louise Swan, Junio 2016 | Noticias locales e información

El impresionante paisaje natural y la historia antigua de Andalucía confluyen de una forma espectacular en los famosos pueblos blancos encaramados en las montañas de las provincias de Cádiz y Málaga.

Aferrados a los bordes de profundos desfiladeros o ubicados en riscos elevados y escarpados, estos pueblos y ciudades fortificados son un recuerdo fascinante del pasado turbulento de la región, especialmente durante la época en la que marcaron los límites entre el reino cristiano de España y el último califato de los musulmanes aquí: el de Granada.

La mayoría datan de los siglos XIII y XV y sus callejuelas serpenteantes aún mantienen su trazado original medieval. Muchos de ellos aún ofrecen vestigios de monumentos árabes –fundamentalmente imponentes puertas y entradas de fortalezas—así como iglesias cristianas, a menudo construidas sobre antiguas mezquitas que a su vez fueron construidas donde antes hubo iglesias tempranas.

Muchas de estos pintorescos pueblos de la provincial de Cádiz conforman un arco desde la costa a través del terreno boscoso accidentado de la Sierra de Cádiz. Arcos de la Frontera es uno de estos pueblos históricos más espectaculares. Desde la distancia sus casas encaladas, su castillo en piedra arenisca roja y su imponente iglesia ofrecen una imagen impactante, que destaca con el cielo azul intenso del Mediterráneo de fondo. Se asienta sobre una cresta montañosa de piedra caliza y están protegido por un risco vertical que cae de forma espectacular hacia el valle de abajo. Las calles empedradas conducen a antiguas iglesias y mansiones que ofrecen unas vistas maravillosas de la Serranía de Ronda.

Desde aquí parte un precioso camino pintoresco que atraviesa las montañas hasta llegar al pueblo blanco de Grazalema, asentado entre las impresionantes cimas del Parque Natural que lleva este nombre. Pueblos más pequeños como Zahara de la Sierra y El Bosque son una base muy popular desde la que se puede explorar los bosques y el campo a través de caminos y rutas de senderismo. Por su parte el río Majaceite, que es conocido por ser el río de truchas más meridional de Europa, da el pescado que forma parte destacada de los menús de las ventas y restaurantes de la zona.

Los preciosos pueblos blancos de cádiz

Setenil de las Bodegas es otro pueblo blanco con una diferencia. En lugar de estar asentado sobre un risco está escondido tras un desfiladero rocoso, y muchas de sus casas están construidas en cuevas naturales, lo cual hace que sea un entorno único.

Otros pueblos que merece la pena visitar por este paisaje frondoso tan impresionante son Jimena de la Frontera, con su fortaleza árabe, el pueblo “intacto” de Castellar de la Frontera— sus callejuelas quedaron así después de que la población se reasentara en un pueblo nuevo cercano-, Vejer de la Frontera y Medina Sidonia. Este último está ligeramente fuera del camino y ha logrado mantener su carácter rústico evocador de épocas pasadas.

Todos estos pueblos están a poca distancia de Marbella y, desde luego, una excursión para ver algunos de ellos antes de llegar a Ronda es muy recomendable. Se trata de una forma realmente maravillosa de ver el esplendor natural y la historia de este impresionante rincón de Andalucía.

Puede contactarme directamente en callum@callumswan.com o dejar sus datos aquí, estaré encantado de asistirle.

Un saludo

Callum

Callum Swan, Marbella luxury estate agent
+34 952 81 06 08